Respuesta publica de Rabia y Accion a Culmine

Es más que evidente que a muchos anarquistas, antiespecistas, antiracistas, insurrectos y demás, les ha pegado fuerte lo del tema del izquierdismo. Y mas porque se han dado cuenta que ya no se habla de derechas ni de izquierdas (su viejo valor) sino de una postura que quiere ser políticamente correcta y semi-radical que ayuda al sistema a que se haga más fuerte: el izquierdismo. A nosotros los editores de la RyA no nos molesta para nada que utilicen las “x” en “su” idioma, simplemente no lo compartimos, si muchos lo quieren seguir utilizando a nosotros nos da igual, y no entrando en un término arrogante (como muchos dicen) sino entrando en meros términos prácticos, sinceros y no hipócrita.

Cuando nosotros sacamos las críticas que vienen en la última editorial sabíamos que muchos se molestarían y se lo tomarían personal, no poniéndose a pensar que lo que criticamos es una idea y no a las personas como tales. Si las personas que leyeron nuestro último número se lo tomaron así, personal, a nosotros nos tiene sin cuidado ya que no estamos insultando a nadie, ni pretendemos eso, es simplemente una crítica desde nuestro punto de vista ya visitado por todos estos tópicos, si fuéramos unas personas que solo criticamos por criticar y decimos las cosas por decir, nuestra critica se caería completamente, pero ya que eso no pasa, nuestra critica está justificada, lo que decimos tiene sus razones no son chucherías dichas porque sí.

Lo que Culmine dice de nuestra crítica sobre la liberación animal, no lo comprendemos del todo, quizás somos nosotros peleteros o vivisectores? Mmm, nos miramos entre nosotros y decimos que NO! No solo los peleteros y vivisectores dicen esto, nosotros, los individualistas anti-tecnología que rechazamos el izquierdismo y el reduccionismo en las luchas también. No encontramos nada escalofriante en nuestra crítica, es simplemente lo que pensamos, y eso está basado en la razón (sobre la adaptabilidad, etc.) y no en actitudes corporales que nuestro cuerpo revela cuando nos sentimos incomodos o asustados con algo. Cuando nosotros abordamos el tema de los animales enfermos, decimos que en muchas liberaciones no se han evaluado a los animales enfermos, no se han evaluado los daños al medio ambiente que miles de animales (o unos cuantos) que no son de ese entorno pueden causar. Es algo completamente irresponsable sacar a un animal enfermo de su jaula, sabiendo que no vivirá plenamente en su entorno, animales que han sido domesticados desde su nacimiento, se sentirán aterrados cuando los suelten en un ambiente completamente extraño para ellos, y peor si se encuentran enfermos, si lo sabemos, en seguida vendrá ese rollo de “tan siquiera morirá libre” pero de qué sirve a un animal que muere “libre” sino pudo disfrutar su vida en libertad? Quizás los liberacionistas no se pongan a pensar en esto o quizás sí, quizás solo piensen en eso de “yo no sé, yo ya libere al animal y ya está!” es hora de que también la lucha contra este sistema se deje de sensiblerías, lo que se tiene que hacer se tiene que hacer y ya está, muchas veces ser fríos nos hace ser fuertes. Con lo que Culmine dice sobre: ¿Y si algún grupo ataca a un laboratorio especializado en nanotecnologías? ¿Acaso, no hay el peligro de difundir al medio ambiente substancias altamente peligrosas? Nosotros contestamos, tanto en México como en otras partes del mundo donde se ha visualizado a la nanotecnología desde un punto radical nunca se ha planteado el ataque a un laboratorio del que se sabe que sustancias peligrosas se propagaran dañando al medio ambiente.

Y para ser objetivos, no creemos que algún día un grupo pueda ser tan irresponsable de llevar a cabo una acción como esa, a menos que sean misántropos que prefieren asesinar a toda la humanidad antes de que la civilización acabe con la tierra.

Con lo que se habla del sistema tecno-industrial, nosotros declaramos que no tiene nada de ridículo basar nuestra lucha focalizada en un objetivo en concreto, vemos ridículo tratar de acabar con él o con sus ramas, centrarnos en temas tan burdos como acabar con el machismo, con el racismo, con el especismo o incluso con la dominación, eso sería algo que entraría en el ámbito del absurdísimo. Tratar de acabar de igual forma con el sistema tecno-industrial también sería algo absurdo, declaramos y si, tampoco se va a solucionar nada, porque no tratamos que se solucione nada, porque sabemos que nada se solucionará, al contraria todo se echara a perder, todo se perderá. Lo que decimos tal vez no lo entendieron del todo, nosotros no tratamos de acabar con este sistema, porque es imposible, lo que nosotros (los que entendemos estos temas y que estamos verdaderamente despiertos) nos enfocamos es en atacar y desestabilizar al sistema tecno-industrial porque es lo más inmediato y a lo que podemos aspirar, aunque atacarlo no sirva de nada. Tal vez estos “primitivistas veganos” de Culmine no se pusieron a pensar (con todo respeto) que todo depende del ST, absolutamente todo y si en verdad se quiere ser radical se tiene que ver la raíz del problema y no solo sus ramitas.

Recomendamos el texto: La verdad sobre la vida primitiva. (Una crítica al Anarcoprimitivismo) de Ted Kaczynski, allí está más que claro, explicado racionalmente, con estudios que lo corroboran, que las tribus salvajes no eran como las pintan los primitivistas de tipo hedonistas, claro, muchas eran insensibles con los animales, machistas, muy anti-ecologistas y de eso estamos seguros e informados. Lo que no se comprende aun es que nosotros no pretendemos ser iguales a esas tribus, nosotros como individuos anti-civilización criticamos al sistema y con base en eso, queremos una vida libre de toda atadura civilizatoria, tecnológica y de dominación. Estamos contra la dominación, mas no perseguimos acabar con todo indicio de ella sobre la tierra, pues sería imposible. Una vida lo más alejada que se pueda de la dominación es posible, donde? En nuestro entorno, en la naturaleza salvaje, no en las ciudades, y eso es lo que muchos “veganos anticivilizacion” no comprenden aun.

Como nosotros rechazamos la dominación, también lo hacemos con el antropocentrismo, es absurdo decir que por nuestra línea (“somos seres humanos, la única especie que piensa y analiza las situaciones, entornos y consecuencia”) somos antropocentristas y nos tachan como tales (no pensábamos decir esto pero, esta crítica tan ridícula se asemeja a las que decían los tontos de saboteamos.info). Decimos la verdad con esta línea, no vemos lo malo en ella, si, somos seres humanos, la una especie que piensa y razona, los animales no piensan ni razonan, se guían por sus instintos (y los animales civilizados, por patrones de conducta), quien diga que los animales piensan y razonan o que se indignen porque decimos esto, están completamente desorientados de lo que somos y de lo que hay en el entorno.

La razón, que hay de malo en basar nuestra lucha en tenerla?

Reivindicando la ira, la venganza, el odio y demás sentimentalismos están concordando con el enemigo, le estarían dando la razón a los psicólogos y demás gente que cree que esto es solo para descargar frustraciones, nosotros vamos por un sentido más profundo, esto no es para descargar frustraciones ni es la época de juventud o la moda, rechazamos basar nuestro accionar en esos discursos simplistas e irracionales, hay algo más profundo, de lo que hablamos en la última editorial. Claro, no se puede prescindir de los sentimientos pues estos componen una parte importante de la vida, pero basarlos en la lucha contra el sistema es un error, y lo seguiremos diciendo sabiendo que criticaran esta verdad. Diciendo que no saben que es razón o que es irracional, caen en el relativismo. Una persona no falta de sus facultades sabe muy bien que es lo bueno y que es lo malo, sabe que es la razón y lo que no es. Lo repetimos de nuevo, somos seres humanos que tenemos raciocinio, o nos corresponde utilizarlo. Nosotros sabemos que la vida no tiene que ser toda racional, sería imposible, pues en la vida hay sentimientos, emociones, vivencias, experiencias, impulsos y demás, pero cada cosa en su lugar y de nuevo, no basaremos en sentimientos nuestra lucha pues es un error. Ahora la medicina moderna está creando nuevos diagnósticos que señalan que la rebeldía o ser antagónico con el sistema es una enfermedad mental, y esto es mentira, y estos diagnósticos se los debemos en gran manera a las personas que basan sus actos e incluso su vida en sentimientos de venganza, ira, etc. Si mucha gente quiere seguir basando sus acciones contra este sistema en emocionalismos no los previniéremos de que hagan lo contrario, tarde o temprano nos darán la razón, cuando sean catalogados por la sociedad industrial como resentidos sociales o enfermos mentales; pero (lo repetimos) con esas actitudes le están dando la razón al enemigo.

La lógica del poder y la razón del individualista son algo completamente diferentes, el sistema tecno-industrial puede decir que es racional, pero lo que hace que avance no se basa en la razón, se basa más bien en las necesidades psicológicas de las personas que lo sustentan. Las tribus salvajes no eran racionales, y eso nunca lo dijimos, las tribus salvajes simplemente eran lo que eran porque basaban su vida en instintos de supervivencia, creatividad y supersticiones. Nosotros somos humanos civilizados que utilizamos la razón para vivir una vida alejada de la civilización, cuestionándonos de raíz el sistema y desechando lo que nos parece civilizado.

De nuevo, si Culmine (y otros) pretende llevar sus acciones en la irracionalidad no es nuestro problema, sabemos que basarla en eso es un grave problema que tiene que ver con sus verdaderas motivaciones. Nosotros asaremos nuestra lucha en la razón, y nuestra vida en sentimientos, impulsos, instintos recuperados etc.

Una cosa de las que dice Culmine es que el insurreccionalismo tiene que ser criticado, pero como quieren que sean estas críticas si las nuestras las toman como absurdas? Tal vez criticas buenistas, amiguistas y llenas de florecitas de colores? Hasta cuando llegara una crítica buena ante sus ojos? Cuando les guste lo que trae consigo? Y cuando será eso? Solo ellos lo decidirán. De todas maneras nuestra critica está fundamentada en bases, si no la quieren tomar en cuenta, de nuevo, es su problema.

Acá, está más que clara la división a la que se enfrentan las ideas anti-industriales, por una parte están los individuos que se creen los muy correctos reivindicándose contra el machismo, la desigualdad y demás tópicos, que basan sus acciones en la irracionalidad, el emocionalismo y el hedonismo. Otra parte están los “ultra-ortodoxos anti-tecnología”, aquí cabria Ultimo Reducto, Anónimos con Cautela etc, otra estamos nosotros, que vemos la realidad y aunque duela la decimos y la sacamos a la luz, los incomodos, los individualistas, los que utilizamos la razón y no basamos nuestros actos en necesidades psíquicas. Esperemos en unos años cuál de estas categorías sigue en pie.

En contraparte: Cuando un compa de acción, supera todas las barreras que le imponen el sistema tecno-industrial y encuentra una motivación verdaderamente profunda para llevar a cabo una acción la hace. Así, se aleja de toda lógica civilizatoria. Cuando llega a un objetivo que pretende atacar, claro que su cuerpo reciente una emoción, pero una cosa es lo que el cuerpo manifiesta en cada situación y otra muy diferente es lo que motiva a que esa persona haga la acción.

Editores de la RyA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.