Santiago, Chile: Nuestra memoria es negra, nuestro corazón también

Recibimos y publicamos los escritos de compañer@s de varias partes del mundo en memoria del Punky Mauri, tambien un PDF titulado Nuestra memoria es negra, nuestro corazon tambíen y otro diptico Caidos en Combate.

mauricio morales

A 4 años de la muerte de nuestro compañero Punky Mauri: Nuestra memoria es negra, nuestro corazón también.

 El lunes 20 de Mayo realizamos una actividad en conmemoración y vivo recuerdo a 4 años de la muerte en acción de nuestro compañero Mauricio Morales.

Queremos agradecer sincera y honestamente a todos los compañeros y compañeras que ayudaron a que la actividad se realizara, a quienes colaboraron con su iniciativa y tiempo. También a los compas que acompañaron con diversas expresiones musicales de lucha y combate, a los compas del espacio que lo facilitaron con la mayor de las voluntades y a cada compañero y compañera que asistió.

También nos alegramos  de la presencia del compa de “Todo o Nada” que acompaño con música y por supuesto a la activa compañera revolucionaria Luisa Toledo que con sus palabras unió realidades y reflexiones en torno a los caídos en combate.

En la actividad, se leyeron distintas palabras que nos han hecho llegar compañeros esparcidos por el mundo que con firmeza rechazan el olvido impuesto…Sabemos que por tiempo y las dinámicas de la actividad no todas alcanzaron a ser leídas, ni fueron completamente escuchadas por lo que a continuación las subimos para que se difundan como una de las tantas formas que tenemos para recordar al Mauri. Agradecemos a los compas que ayudaron a que las palabras viajaran cruzando las líneas punteadas de las fronteras, las dificultades de traducir algún idioma, el aislamiento carcelario, las rejas de las prisiones  y la amnesia del olvido. De igual forma saludamos a los compañeros en prisión y en otras regiones que con sus letras colaboraron a no olvidar a los compañeros caídos en la lucha contra la autoridad con activa memoria iconoclasta.

A continuación también agregamos los dípticos repartidos durante la actividad para que sean difundidos.

A pesar de todas las campañas represivas con que intentan sepultar la memoria, las infamias de la prensa, los años pasados y las comodidades de algunos. Seguimos persistentes con la memoria intacta y en la lucha.

 Sacco y Vanzetti

Mayo 2013

 

 *Nuestra Memoria es negra, nuestro corazón también:

Descargar: Nuestra memoria es negra, nuestro corazon tambien

http://www.mediafire.com/view/j4f323z23t9k9w9/Nuestra_memoria_es_negra%2C_nuestro_corazon_tambien.pdf

 *Díptico compañeros caídos en combate:

Descargar: Diptico caidos en combate

http://www.mediafire.com/view/3zaa312eaowvrek/dipticocaidosencombate.pdf

 Textos en la actividad del 2010:

Visita: http://okupasaccoyvanzetti.blogspot.com/2010/05/un-ano-la-memoria-como-un-narma.html

Desde el territorio dominado por el Estado Chileno:

Palabras de Juan Aliste, prisionero subversivo

Palabras de Marcelo Villarroel, prisionero Libertario

Palabras de Rojoscuro

Palabras de Sin fronteras Ni Banderas

Desde el territorio dominado por el Estado Mexicano:

Palabras de Conspiración Ácrata

Palabras de Mario Lopez, el Tripa.

Palabras de Braulio, preso anarquista Straigth Edge

Desde las prisiones Italianas:

Palabras de Alfredo Cospito

Palabras de Nicola Gai

Palabras de Sergio María Stefani

Desde el territorio dominado por el Estado Chileno:

Palabras de Juan Aliste, prisionero subversivo a 4 años de la muerte del Mauri

Es preciso ser sordo del alma, ciego de piel, esclavo yanakona o desclasado para desconocer que transitamos ante una inquisición social de orden capitalista e incrustada policialmente.

Esta inquisición social funciona a toda potencia en posesión de sus aparatos y fuerzas coercitivas. Así se merman las vidas al son de la enajenación y la indolencia. El resultado transitorio es un pueblo habituado a obedecer y sin capacidad de asombro, sin tiempo a la reflexión y limitado en la acción.

Romper con lo establecido, impuesto como forma de vida, nos da el oxigeno para tomar nuestras propias vidas así ser actores en resistencia mirando con ojos titilantes y libertarios la lontanancia de los imposibles, en ello va todo cuanto tenemos: amor, ternura, ira.

Como combatientes populares, bajo un brazo las armas debajo del otro los libros y consignas revolucionarias en la mente idea libertaria, en la acción subversión permanente y en el corazón nuestras estrellas y amores.

En la decisión-acción siempre presentes todos los Mauricios, todas las Normas. Siempre!

¡Mientras exista miseria habrá Rebelión!

Juan Aliste

Prisionero Subversivo. C.A.S-Chile

Mayo 2013

Palabras de Marcelo Villarroel, prisionero libertario a 4 añños de la muerte del Punky Maury

Punky Maury: Vive y vuelve en kada resistencia al Estado-Karcel kapital, en el aprendizaje subversivo insurrexional junto a todas y todos los kaidos por la liberación Total.

4 años han transcurrido desde ke una mañana de encierro patagóniko me trajo la terrible noticia de tu muerte. Estaba en el pabellón 4 de la Unidad 11 de Newken y komo era habitual, después de unos mates al komenzar la jornada, la korrespondiente komunikacion telefonika otorgada cinikamente por la institución penitenciaria argentina a todo prisionero, y kon ello la desazón.

Kuando se vive la lucha kontra todo lo existente kon honesta entrega, sin akomodos ni konveniencias, la posibilidad de la prisión, la clandestinidad o la muerte es alta. Y kuando a pesar de las inkomprensiones, se ama lo ke se hace por ser libre, siempre nos embarga el dolor de la pérdida kuando unx de lxs nuestrxs parte a la infinita trinchera de las estrellas.

Sin ser cerkanos ni simpatizar kon más de algunx de tus afines, en esos fríos días de encierro Newkino sentí tu muerte komo un puñal en el korazón ke venía akompañada de la reafirmación subversiva de ir, de kontinuar, de no rehuir los kombates kontra el miedo y la desdicha, la difamación y la desmemoria…”porke la memoria no es basura y la sangre no es agua” dicen kon afilada lucidez los kompas griegos de C.C.F y en mis oídos se eskucha alto y fuerte kada vez ke pienso en todxs mis hermanxs ke he visto partir y ke no son sólo nombres en la larga lista sino ke vivencias kompartidas de una guerra sin pausas ke se lleva y se ha llevado los más lindos seres humanos ke me han tocado konocer…

Las kontinuas diskuciones kon el Ariel, las travesuras clandestinas kon el papi y el Pablito, la silenciosa kompañia del mono Sosa, el intimo amor de Norma, la televisada masacre de Fabián, la lluvia de balas atravesando a José Luis… Y aún rekuerdo tu invitación a reunirnos kon anarkistas organizados en el 2004 y mi negativa por no tener empatía kon dicha iniciativa ni kienes konkurrían, al parecer eran tus tiempos de organización.

Klaramente kon tu muerte el Estado-Karcel-Kapital se regocijo y festino hasta el hartazgo, el mismo show de victoria tantas veces repetido kada vez ke kae un rebelde pero esta vez, tu partida se volvió enkuentro mundial en el hermoso lenguaje de la pólvora saboteando el intento vano de kondenarte al olvido.

Entonces no hay muerte para kien ha sido kapaz de golpear el centro del dominio a través de la kontinuidad multiforme de la insurrexion permanente ke siembra hoy la salvaje semilla de la Rebelión.

¡¡Ke la memoria histórica sepulte a kienes kondenan la violencia proletaria en kontra de la explotación kapitalista!!

¡¡Presos de la Guerra Social: A la kalle!!

¡¡Mientras exista miseria habrá Rebelión!!

Marcelo Villarroel S.

Prisionero Libertario

20 Mayo 2013 CAS/Stgo.

Palabras de Rojoscuro

COMPAÑERO MAURICIO MORALES, PRESENTE AHORA Y SIEMPRE

“Ármate y se violento,

hermosamente violento”

Un 22 de mayo del 2009, hace ya 4 años, una explosión estremecía nuestros negros corazones. Un anarquista moría al manipular un artefacto explosivo, mientras se dirigía a atacar un símbolo de la sociedad carcelaria. La muerte, como un ave hermosa, nos arrebató al compañero. Pero muchos entendieron que como decían los anarquistas nihilistas rusos de inicios del siglo XX, “La muerte es la hermana de la libertad”. Recordamos de inmediato a la compañera Claudia López, nuestra hermana inolvidable, que en 1998 fue asesinada por la espalda, en las barricadas de un 11 de septiembre. Y a tantos otros antiautoritarios, caídos en esta larga guerra, sin tregua alguna. Ese mismo mes, en Francia, moría la compañera Zoé, mientras se preparaba para el ataque. Ese día, cuando supimos que te habías marchado para siempre, Mauricio, tu partida nos contagió con una incurable peste negra. Y siempre te recordaremos por ello. Así como saludamos a todos los compañeros que han decidido no olvidarte, no permitir que el Poder  te borre de la memoria
histórica. No eres un mártir, no, eso jamás, pero tenemos claro que no caíste por casualidad, porque ibas pasando. Caíste en combate, y por eso, gritamos honor para tu memoria y tu gesto de acción.

Y así como nunca te olvidaremos, tampoco olvidaremos a la prensa infame que festinó con tu cuerpo en la calle. Ellos, junto a todas las instituciones del Estado, el Capital y la sociedad, serán siempre el enemigo.

Dicen que un anarquista ha muerto.

Nosotros decimos que muchos anarquistas han pasado al ataque, en los cinco continentes.

¡LOS REVOLUCIONARIOS CAIDOS EN COMBATE, SON PRESENTE Y FUTURO DE ACCION
TRANSGRESORA!

Rojoscuro

Palabras de Sin Fronteras Ni Banderas

Con la memoria intacta, con la sangre hirviendo de anarquía… ¡¡¡Compañero Mauricio Morales, presente!!!

A 4 años de la muerte en acción del compañero Mauricio Morales, el fuego de su vida no se apaga. Nos alegra ver cómo iniciativas de corte diverso se entrecruzan y convocan con el objetivo común de recordar a un guerrero que llevó su vida al límite en confrontación permanente con el poder.

Lleno de contradicciones y decisiones de lucha, la vida del compañero Mauricio Morales se entrecruza con la nuestra en la tensión permanente que es darle vida con los hechos al ideal anárquico aquí y ahora.  Con Mauricio presente, nos enfrentamos hoy con lo que tengamos a mano (y lo que no, lo construimos) a quienes se posicionan como jefes de la sociedad, como líderes de rebaños variopintos o como dirigentes del reformismo pintado de radical.

Este año, como los anteriores nos hacemos presentes por medio de reflexiones sobre el compañero y sobre las ideas que nos hermanan. Hoy queremos compartir algunas reflexiones sobre las iniciativas de memoria que se han desarrollado en torno al compañero y a la importancia del recuerdo activo de los/as muertos/as en la lucha revolucionaria y antiautoritaria.

Memoria antiautoritaria, sin siglas ni dirigentes.

“Sin siglas ni dirigentes”, rezaba un rayado en la pieza del compañero Mauricio Morales en el Centro Social Okupado Sacco y Vanzetti ¿cómo sabemos eso si nunca entramos a esa pieza? ¿Cómo conocemos frases, imágenes y poemas del compañero sin conocerlo personalmente? Pues por algo muy sencillo, porque algunos/as sus cercanos/as decidieron sacar a la calle la voz del compañero, con sus ideas y tensiones, para que fuera él quien hablara por sí mismo, ante todo en momentos en que la prensa festinaba con el cadáver del “anarquista-bomba”, del “joven okupa lleno de tatuajes”, del “miembro de grupo subversivo con seguimiento permanente”, etc., como los periodistas se referían al compañero tras su muerte.

Ya se ha hablado sobre la importancia de recordar a los/as compañeros/as por su vida y sus decisiones de lucha antes que por su muerte. Hoy destacamos también la importancia de lo que pueden aportar los círculos  cercanos a los/as compañeros/as muertos/as para que quienes no les conocimos personalmente podamos tener una idea de lo que aportaron a la lucha y aportar nosotros/as también  a que su vida, sus ideas y experiencias particulares no se las lleve el olvido y puedan recordarse a pesar del paso del tiempo y de las generaciones. Conocidos son los casos de compañeros/as de quienes solo se sabe su nombre y las circunstancias de su muerte, por eso es importante la acción de sus cercanos en contribuir al olvido o la transmisión de sus ideas en vida.

Pero, ¿para qué recordar? Preguntamos esto porque la memoria tiene muchas caras, usos y fines, dependiendo de quien la utilice y para qué la utilice. El Estado recurre a la memoria para reforzar su dominio; la izquierda recurre a sus muertos y luchas del pasado para validarse en el presente con sus posturas reformistas. Por su parte, las organizaciones revolucionarias marxistas recuerdan a sus muertos/as para mantener vivo su recuerdo –muchas veces bajo la imagen del héroe o el mártir-  pero haciendo casi siempre de este recuerdo un elemento funcional a sus actuales programas, siglas y estructuras vanguardistas.

Contrario y fuera de todo ello, en  nuestra opción por la lucha antiautoritaria el recuerdo de nuestros compañeros muertos pasa por el rescate de su vida, sus ideas y prácticas de lucha contra la autoridad. Es el recuerdo de una individualidad activa –aunque no idealizada-  que trasciende el suceso de la muerte e inserta la vida de cada compañero/a en la continuidad histórica de la lucha contra la opresión y sus consecuencias. Esa continuidad de la lucha la encarnamos todos/as los/as que decidimos tomar las riendas de nuestra vida y enfrentarnos al poder y su orden social.

Por eso la memoria sobre los/as compañeros/as muertos/as no se limita ni debiera limitarse a quienes les conocieron de manera más cercana –reconociendo su aporte inicial y duradero-, sino que es una memoria que se multiplica y se transforma en acción y propaganda, en construcción dinámica y peligrosa para la autoridad producto de la validación y la continuidad en el presente de la praxis insurrecta que abrazaron nuestros/as compañeros/as muertos/as.

 Memoria para la acción, pero no cualquier acción: memoria para la acción antiautoritaria, para la insurrección permanente contra el poder.

 En estos 4 años, la memoria en torno al compañero Mauricio Morales se ha expresado tal como es la naturaleza de la lucha antiautoritaria: multiforme y con herramientas que en la lucha por nuestra libertad son todas válidas y necesarias: libros, afiches, publicaciones, foros, actos conmemorativos callejeros, barricadas, incendios y explosiones contra el poder, entre otras.

 El valor de estas acciones y su contenido en torno a la memoria del compañero es que han impedido que su imagen y su vida sean recuperadas por el sistema o por cualquier corriente izquierdista. Hoy nos sentimos alegres de poder recordar su vida sin la necesidad de enfrascarnos en disputas con quienes desde trincheras reformistas se quieran apropiar de su figura con fines opuestos a las ideas y prácticas que el compañero defendía en vida y a las ideas compartidas por el entorno de anárquico/antiautoritario en el cual se desenvolvía el compañero.

 Algo fundamental en ello fue la actitud guerrera asumida por dicho entorno de lucha tras la muerte del compañero en Mayo de 2009, entorno que por medio de la acción multiforme se estaba configurando con una identidad propia: la identidad de la insurrección antiautoritaria, la liberación total y la guerra contra el poder, diferente y opuesta al anarquismo de siglas, crítica de la sumisión de la sociedad, conciente de la necesidad de aniquilar la autoridad también en la vida cotidiana y enemiga de toda posición de espera que postergue el enfrentamiento inmediato con los/as opresores/as.

 Esa actitud, ese cuerpo de ideas y su consecuente acción en el presente, no se escondió tras la muerte del compañero, no corrió a esconderse ni intentó mostrarse como inocente ante los ojos del poder, el cual, con la muerte del compañero, comenzó a afinar su ofensiva contra los entornos anárquicos apuntando más directamente a los espacios okupados y centros sociales que difundían ideas insurreccionales y prácticas antiautoritarias, además del hostigamiento permanente a compañeros/as y espacios cercanos/as al compañero Mauricio como el Centro Social Okupado Sacco y Vanzetti.

 Ojalá esa misma actitud guerrera y orgullosa que primó en 2009 se hubiera visto tan clara y directa tras la razzia represiva del 14 de Agosto de 2010 enmarcada en el llamado “Caso Bombas”. Ojalá la guerra contra la autoridad se hubiera gritado y expresado con la misma y más fuerza en vez de haber visto cómo los aires de derrota invadieron a muchos/as y por mucho tiempo antes de salir del cascarón del miedo, del silencio y de los discursos enfrascados en la idea del montaje. De hecho, en esos momentos, tras el 14 de Agosto de 2010, nuestra decisión de conformar un núcleo de propaganda escrita bajo el nombre de Sin Banderas Ni Fronteras, respondía a esa evidente necesidad de mantener vigentes las ideas de guerra y ofensiva antiautoritaria, la idea de la praxis de la insurrección permanente, la no espera para la acción multiforme y las propuestas organizativas desde la informalidad y los grupos de afinidad. Así intentamos ser un puente inquebrantable de ideas y propuestas para que el silencio y el olvido no sepultaran nuestra identidad de lucha y las experiencias forjadas y compartidas en diversos espacios e instancias de compañerismo. En ese persistente objetivo no fuimos los únicos, pero sí fuimos pocos, y menos aún eran los que querían escuchar. Pero eso no nos detuvo. Esas ideas nunca dejaron de estar presentes, aunque sí fueron silenciadas por muchos/as en nuestro entorno.

Hoy nos alegra ver cómo estas ideas vuelven a multiplicarse de a poco recobrando vitalidad y visibilidad, con compañeros que quieren escuchar pero también hablar, con el aporte y presencia de nuevos/as compañeros/as que forjaron su radicalidad al calor de los momentos de revuelta y  auto-organización experimentados en la agitación social del año 2011.

Saludamos las iniciativas internacionales en torno al compañero Mauricio Morales y nos alegra ver en nuestro alrededor a compañeros de diversas experiencias y generaciones recordando al compañero. De nosotros depende que esas experiencias diversas interactúen y se retroalimenten como parte de la continuidad histórica de la lucha antiautoritaria, y no se expresen como gritos de guerra aislados unos de otros. Y de nosotros/as depende que el compañero Mauricio Morales y todo/as nuestros/as compañeros/as muerto/as sigan vivos/as en la acción multiforme contra el poder.

Con la memoria intacta, con la guerra contra el poder tatuada con sangre y fuego en nuestras vidas y actos, con el orgullo de no haber bajado los brazos ante el miedo y la represión, con la alegría y el desafío de ser dignos continuadores de la lucha contra todo tipo de autoridad.

CON PROPAGANDA Y ACCIÓN DIRECTA

 MAURICIO MORALES, CLAUDIA LÓPEZ Y JONNY CARIQUEO SIGUEN PRESENTES EN LA LUCHA INSURRECCIONAL CONTRA TODA AUTORIDAD

 Sin Banderas Ni Fronteras, núcleo antiautoritario de agitación y propaganda escrita. Mayo 2013, Santiago, Chile.  sinbanderas.nifronteras@yahoo.com     

Desde el territorio dominado por el Estado Mexicano:

Mexico. Escrito de Conspiración Ácrata en recuerdo a Mauricio.

El/la héroe de la vida va hacia la muerte acompañado de la marcha trágicamente triunfal de la dinamita y con la cabeza rodeada de flores. Sí, cualquiera que ha deseado y ha podido vivir como rebelde y héroe quiere la libertad de arder en un fuego bello, prendido por el mas grande de los pecados, para que el preludio a la muerte sea nada mas que un poema dulce y melancólico…

Renzo Novatore, en El ciclo de la vida- escrito en memoria de su amigo Bruno Filippi que murió transportando un artefacto explosivo.

Desde estas tierras de México, recordamos al compañero Mauricio Morales, que vivió veintisiete años de lucha y de Anarquía. Vivió de verdad, porque vivió libre; fuera de los limites y las normas impuestas, burlándose del mal chiste de la sociedad que construyen, escupiendo a las prisiones, a sus rejas y sus leyes arrogantes.  Vivió mas que cualquier que vive cien años dominado, enjaulado de mente y cuerpo, mas que cualquier que pasa la vida obedeciendo.

La vida no sirve de nada si unx no vive libre, si solo respira, si solo esta para trabajar y gastar. La vida no lo es si no la vives luchando, contra la dominación, si unx no acelera voluntariamente el ritmo en el que su corazón bombea sangre a todo su cuerpo, a sus ideas. La vida no lo es si unx vive con el puñal de la liberación guardado en el cajón de la comodidad. Hay que sacarlo, usarlo, clavarlo una y mil veces en el estomago del poder, mirándolo a los ojos, frente a frente, hasta devorar su ultimo suspiro.

Un guerrero que vive libre, que vive la Anarquía día a día y que da todo por la lucha no se olvida. No se puede olvidar. No lo olvidaremos.

Muerte a la sociedad carcelaria y sus carcelerxs!

Con la memoria como arma,

C.A.

Mexico. Palabras de Mario Lopez, el Tripa, para Mauricio

Haz tu hoguera, y allí cantaremos para ti. Recuerda los días de hace mucho
tiempo cuando todxs eramos unx. La medicina coyote es tu fuerza.
Los espíritus de la tierra son fuertes y están listos para ayudarte… si
tu escuchas.
Sociedades guerreras ahora es el momento. Encuentra a cada uno. Vuelve a
casa.
Solo deberías estar entre el enemigo para atacar.
Todos ustedes Guerrerxs concervadorxs del sueño, no dejen que les atrapen.
No se desanimen.
¿Que te hace pensar que no debes esconderte? Debemos hacerlo.
Tenemos medicina de Coyote para ayudarte a permanecer libre.
Recuerda como es vivir.
Salvajes. Orgullosxs. Juntxs. Libres.
Prepárense guerrerxs de la tierra.
El estafador esta cerca.
Historia de la nacion de los coyotes…

En infinidad de ocasiones me he preguntado, que es lo mas importante para
todxs aquellxs revolucionarixs anarquistas que ponen toda su energía en
desacreditar una otra lucha que se manifiesta activa, radical, salvaje y
confrontativa, que parte de otras tesis de base, con otras perspectivas de
vida, con otras teorizaciones que se alejan de  la idea de pasividad
activa, de la espera, de el ilusionismo da un crecimiento cuantitativo,
¿Sera libertad absoluta lo que les interesa, la propagación de la idea y
la practica anárquica o el simple y misero triunfo de su programa? Y
recalco programa porque lo tienen y los siguen incuestionable mente.

En no menos ocasiones de las que me lo he cuestionado dejan entrever por
la reja que les limita sus verdaderos intereses, el verdadero triunfo de
su revolución y el sol de la anarquía nos vislumbra que uno de esos
intereses es la competitividad entre una idea-practica anarquista y la
otra. Porque cuando un compañero se rebela, ataca, cuestiona, ataca, se
organiza de manera diferente y finalmente también en un  acto de desafió
individual ante un sistema que no te ofrece nada, muere o cae herido en
combate, no se conforman solamente con desacreditarlo al interno del
«movimiento» sino que hacen lo posible, e incluso utilizando los medios
del Estado el cual se supone es contra el que están, por desacreditarlo y
mediatizarlo, así como por desviar sus motivaciones, ilusiones e ideas,
frente a la sociedad junto a la cual -se ilusionan que- luchan, misma a
quienes otrxs buscamos destruir. Esa sociedad que margina, que reprime,
que practica un estilo de servidumbre voluntaria y placentera y que al
final del todo uno acaba por entender que es ella y su cultura, y su
moral, y su placentera practica de micro poder y micro autoridad, la que
perpetua al sistema.

Es esa sociedad cárcel contra la cual el Mauri luchaba, fueron a los
cuarteles de los esbirros de la autoridad, los protectores de la
propiedad, la escuela de torturadores carcelarios que el Punky Mauri pensó
en dirigir su ataque.  No un lugar de cultura -lo cual a muchxs les podría
resultar algo chocante aun cuando se la cultura del poder-, no un objetivo
desviado, no una bomba en medio de gente «inocente». El ataque que aquella
noche iba a concretizar el Mauri era objetivo, directo y sin  mediaciones.
Un desafió a la autoridad del Estado/ Capital que al final termina siendo
-por desgracia- un desafió para el anarquismo mismo que se dice organizado
y que no para de intentar imponer sus dogmas e ideología, y de lamentar
las catastróficas consecuencias que el accidente de Mauri «acarreo» para
el dichoso movimiento anarquista organizado o la lucha social, y eso es lo
que mas nos choca.

Acá en México desde aquella noche del 22 de mayo  del 2009 las afinidades
a Mauri le han  recordado, no se le dejado en el olvido y han sido de
muchas maneras, de muchos modos y a cada cual según su posición, pero
siempre recalcando la calidad de Guerrero salvaje por la libertad, por la
cual murió luchando.  Esa lucha incorruptible y directa que para muchxs
pseudo anarquistas, vanguardistas disfrazados, y algunos de los del cuello
rojo, les parece un simple juego. ¿Quien juega a morirse? Creo que nadie
con una conciencia clara, porque esta lucha que llevamos, por que la lucha
individual que el Mauri peleo no esta cargada de altruismo hipócrita, sino
del mas sínico pero honesto instinto de libertad y salvajismo, de libertad
absoluta y sin limites. Una batalla cotidiana que no es de ayer por la
noche, y que sabemos con certeza que no se terminara mañana por la mañana
volteando al Estado patas arriba con 4 bombas y algunas blasfemias. No
somos ilusionistas.  Esta es una guerra que a diario se libra desde
nuestras personas, desde nuestras actitudes y con quienes nos rodean. Es
una lucha en la cual estamos conscientes a emplear todos los medios a
nuestro alcance. Pues al menos yo no reconozco la supuesta -y falsa-
diferencia entre medios radicales y reformistas.

La guerra que el Mauri libro no se mediatiza, porque el no fue mediático.
Su acto es un acto de confrontación que alrededor del mundo ha sido
reivindicado, que yo reivindique y reivindico, porque para mi suele ser
mas importante actuar -cada cual según su decisión sobre como actuar- que
solo hablar, es mas importante que escondernos en nuestros espacios y
desde ahí intentar o bien proyectar una lucha mas ficticia que real.
Porque para mi el acto que Mauri no llego a concretar por las razones que
ya sabemos adquiere una importancia mayor que el estar sentados como meros
espectadores, admirando las luchas insurrectas y violentas en el tiempo y
es espacio ajenos al nuestro, mientras que con argumentos vanos y groseros
se desacreditan las locales.

Para mi el compañero Mauricio Morales no es un mártir, ni un icono de lo
que se podría llamar como insurreccionalismo ácrata, ni lo convierto en
víctima ni en héroe.  Un recordatorio puntual a el es al mismo tiempo la
lucha misma, y es también un acto que no permite que esta parte de la
Historia sea enterrada vilmente, y con jodida indignación lo digo, mas que
por el Estado, es por quienes se dicen compañerxs de ideas.

Me despido con unas lineas del Punky que siempre me ha gustado:

«Conocido es el triste destino del rebelde que ataca al poder, que se caga
en la autoridad y que combate frontalmente a sus enemigos: los pacos, el
sistema… etc.
Porque cuando en su corazón la libertad, el amor y la anarquía acompañan
sus latidos: La anarquía no muere en la boca, prevalece en las manos
activas» « Antes de dormir abraso el caos como idea que libera mi cuerpo y
mi mente, porque al fin y al cabo me hace sentir vivo. Yo no quiero la
búsqueda del grial que emana libertad en sociedades futuras. Mis dedos
buscan el vuelo  sangriento de la destrucción de las cadenas de fuego
rítmico, el incendio cercano del poder y de sus amos. Y mis acciones al
dormir se encaminan en que mañana al despertar, romperé con la rutina y en
la acción individual con el pecho como piedra hinchado por la destrucción
de esta y cualquier sociedad. Hazme un favor: Procura que viva la
anarquía!»

El compañero Punky Mauri esta presente!
Muerte al Estado/Capital/Iglesia  y vivir la anarquía!
La lucha es y sera siempre  presente, en el aquí y ahora!
Mauri Presente!

Saludos insurrectos:
Mario Lopez, Tripa.
México DF. 19 Mayo del 2013

Mexico. Escrito de Mauri por Braulio desde la prisión.

Palabras para el compañero Maury

Donde quieras que estés, de Braulio Durán.

Dadas las circunstancias en las que ahora me encuentro no he tenido oportunidad para formular una carta o un texto pero en este momento se me viene esto a la cabeza y solamente quiero y deseo que el compañero se encuentre bien y su “espiritu”, si es que existe, siga siendo el indomable que siempre fue.

Realmente no sé si me escuche o me puede sentir. Pero de corazón deseo que así sea.

Aún recuerdo cuando me enteré de la noticia y realmente me marcó, pues considero que un individuo libre y salvaje no debe morir nunca, pero desafortunadamente , esas cosas no están en nuestras manos, puesto que todo es relativo y no podemos cambiar un ciclo, pero a pesar de eso, quiero que sepas que te recuerdo como algo bello y todo lo que tu algún día viviste y/o sentiste yo lo vivo, puesto que desafortunadamente en este momento no hago las cosas que quisiera hacer.

Se que no nos conocimos y seguramente tu nunca supiste de mi, pero bueno, eso sale sobrando, puesto que lo único que nos une son las ganas de ver nuestro entorno libre e indomable.

Nos se si lo sepas, pero quiero contarte que los compas de todo el globo te estiman y te recuerdan y seguro que les hiere en el corazón tu ausencia, y a lo mejor nunca te latió la idea de ser recordado como algo fuerte, puesto que seguro tu lo hacías simplemente por tu individualismo y no por la fama , pero bueno, en la vida hay cosas que sin querer suceden

Cuídate mucho y échale ganas, como siempre lo hiciste y recuerda que aunque no sepamos uno del otro, aquí seguimos, firmes y con la frente en alto (y las botellas encendidas en la mano).

Nunca olvides que siempre estaremos anónimos y entre las sombras, o escondidos en los tejados esperando el momento preciso para atacar. Te envío fuertes besos y abrazos antidominadores esperando que los puedas recibir.

Sinceramente

Braulio Duran

Preso anarquista Straigth Edge

Por la destrucción del sistema carcelario

P.D.

Saludos a los compas que siguen de pie ante toda circunstancia. Les envío un fuerte abrazo y espero en un (no) futuro nos podamos ver las caras y reír. Yo por lo pronto seguiré firme y resistiendo y demostrando mi solidaridad con las personas que se encuentran en prisión allá en el sur.

Fuerza!

Y que viva la anarquía!!!

Desde las prisiones Italianas:

Desde la cárcel Ferrera en Italia. Carta de Alfredo Cospito.

Cuando leí la noticia de la muerte de Mauri , la explosión accidental del artefacto que trasportaba , fue un golpe al corazón, si bien no lo conocía, si bien nunca lo vi, yo percibí por instinto que el recorría mi mismo camino. Los días sucesivos, las acciones los enfrentamientos, el desalojo del lugar en que vivía, el entierro  lleno de rabia.

La memoria volvió en otros días mientras estaba preso, hace unos años, cuando con un sentido de impotencia recibí la noticia de la muerte de Baleno. Aun en aquel entonces los enfrentamientos, el entierro lleno de rabia, la muerte de Sole y también ahí fue un golpe al corazón, pero
aquella vez tuve la sensación de ser inerme, impotente. Hoy aquella sensación de impotencia se ha ido, ahora se que  hacer. Se perfectamente lo que sintió Mauri en los minutos que antecedieron a su muerte. La pulsación de la adrenalina, la felicidad en la concretización de sus propios deseos a través de la acción, la oposición con cualquier medio destructivo contra este sistema de mierda. No fue una muerte horrible. Cierto, hubiera sido hermoso continuar viviendo para golpear, golpear una y otra vez…pero en algunos casos es el azar el que decide por nosotros.

Hoy su alegría vuelve a vivir en cada individuo que arma sus propias manos contra un poder que día tras día se hace mas fuerte, en la paulatina y constante expansión de la internacional negra, en las docenas de núcleos FAI esparcidos por el mundo, en la sonrisa de quien recein dio fuego a la pólvora. Mauri vive en nuestras acciones. No hay vuelta atrás.

            Alfredo Cospito.

Desde las prisiones Italianas. Palabras de Nicola Gai

Para una sola hora de furibunda anarquia

El relámpago que hace 4 años ilumino la noche de la capital chilena y que impidió que Mauri llevara a cabo su acción, puso a todos nosotros en evidencia la hermosura y dureza que hay en la lucha por la anarquía. Nada puede darnos mayor alegría y satisfacción que encender la mecha del artefacto que debe golpear el lugar donde se capacitan los verdugos que irán a torturar a nuestros hermanos y hermanas prisioneros.

Solo en aquellos momentos donde nuestra tensión por la libertad se reúne con la practica es donde logramos verdaderamente vivir la anarquía, aquí y ahora. Lamentablemente el sueño que llevamos en el corazón es demasiado grande como para evitar el riesgo de encontrarse con el mounstruoso muro de la autoridad, erigida en defensa del Estado y el capital. Cuando realmente ponemos en juego nuestra vida, inevitablemente, acabamos de enfrentarnos con la dureza que hay en la lucha: La muerte y la cárcel.

Todo esto no nos debe asustar, sino fortalecer nuestra conciencia y determinación a seguir con alegría el asalto a lo existente. Por eso, sin retorica podemos afirmar que Mauri continua viviendo en todas las acciones de ataque.

Coraje y fuerza a los compañeros que anónimamente golpean al Estado y el Capital, coraje y fuerza a los que dan un nombre a su propia rabia, coraje y fuerza a los compañeros que dan vida a la FAI/FRI. Vamos a dar alma y cuerpo a la internacional negra, hay todo un mundo que destruir.

Viva la anarquía!

Nicola Gai

Palabras de Sergio Maria Stefani, desde las prisiones italianas

 Para acabar con el culto de la carroña

Hace cuatro anos murió Mauri, mientras sin vacilación seguía la trayectoria de lucha que eligió. Al relámpago de la explosión, que lamentablemente lo golpeo en vez de a los enemigos a los que les estaba reservado, siguió el estruendo que sacudió el espíritu de todos nosotros, sus hermanos y hermanas esparcidos por el mundo y animados por el mismo deseo de destrucción de lo existente.

La alegría que siempre surge al descubrir un corazón afín fue ahogada por la conciencia de que aquel corazón ya no hubiese bombeado mas sangre y rabia. Mauri no fue el primero en morir por su elección de no separar nunca el pensamiento de la acción, lastima que tampoco será el ultimo, pero no estoy seguro de que las lagrimas sean la mejor manera para recordarlo. En los últimos años Mauri no fue dejado podrirse en una fosa, sino que continuo vivo y luchando en cada ataque que se ha dedicado a el o no. Las llamas se propagan mientras que haya combustible, así su alegría no puede extinguirse hasta que continuamente golpeemos al enemigo y las acciones son el oxigeno que alimenta las llamas, antes que tantas palabras sofoquen, reduzcan la pequeña llamarada extinguiéndola.

No decaemos en el culto a la carroña, no aplastaremos los cuerpos de nuestros hermanos y hermanas bajo metros de tierra y no confundimos las estatuas de mármol con las que unos creen honrarlos sino que, como Ravachol seamos profanadores de tumbas y violemos los sepulcros para retomar en las manos los puñales, los detonadores, las pistolas y la pólvora que todavía pueden golpear al enemigo en vez de que se oxiden y enmohecidos en el recuerdo.

Substituyamos al recuerdo la furia iconoclasta. Dejemos de esperar un futuro que no llegara nunca y de celebrar un pasado que ya comienza a heder como el aire asfixiante de un museo. Hay un presente que hay que incendiar con nuestra pasión. Que el recuerdo de Mauri confié en nuestras manos y que el estruendo sacuda a nuestros enemigos escuchando el eco de su sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.