Santiago, Chile: Adjudicación de ataque con bombas de humo en el Instituto Nacional

“No hablo de cosas abstractas, que soy muy concreto. Te hablo de presxs, de heridxs, de muertxs, de gente expulsada del sitio en que vive, de gente que muere buscando un salario, de gente tan rota como su cabeza comiendo pastillas contra la tristeza; la tierra partida por las carreteras, las granjas, las cies y ante esto la guerra (…) Te parece exagerada nuestra forma de pensar, pero es lo que hay. La guerra es lo que hay. Aquí hay una guerra y tú ponte como quieras.”

PIB – Ponte como quieras

Este sistema esta podrido desde raíz, la ambición de unos pocos y la idiotez-pasividad de muchos que no han hecho nada para enfrentarse a esto, nos esta llevando o ya nos llevo a una catástrofe natural casi sin salida ¿acaso de verdad creemos poder mantener este estilo de vida de una manera sustentable?… imposible. Producimos 1000 veces más de lo que necesitamos y los medios de comunicación nos meten estos productos por la boca planteándolos como una necesidad. Y aunque lográramos mantener este estilo de vida sustentablemente (como quisieran algunos ecologistas) sabemos que de nada nos serviría porque nosotros ya estamos cansados de este estilo de vida miserable y no queremos seguir aportando a este estupido progreso, no queremos pasarnos la vida trabajando de sol a sol, no queremos pasarnos los mejores años de nuestra juventud encerrados en una escuela con algunos patéticos días de descanso concedidos solo para hacernos mas productivos, ni tampoco queremos morir de cáncer o alguna de sus enfermedades modernas provocadas por toda la mierda que han hecho con nuestra comida, lo cierto es que este sistema es una mierda y sobre eso ya hay bastante escrito.

Lo importante de esto es que ante todo este panorama la escuela no se eleva como una salvación, como muchos pretenden retratarla, más bien se eleva como una horrible institución en la que se nos prepara para esta vida. En este lugar se nos enseña a obedecer sin cuestionar, horarios, rutinas, formas de actuar y a seguir una línea de comportamiento que luego nos servirá para ser un engranaje mas, siendo mano de obra o un profesional con actividades estupidas y rutinarias. Que solo funcionan al ser aplicadas en este sistema (¿quieres ser ingeniero para aprender a construir malls o edificios? ¿Para que? si estos deberíamos derrumbarlos).

“Pero el significado que le damos al término nocividad, supera aquello de la pura capacidad de interferir con la salud de un organismo o de un ecosistema. Hablamos bajo los ojos de la nocividad cultural, política, social, pero la coyuntura que nos interesa identificar, es el proceso que caracterizamos la relación de poder, tecnología y manipulación, destrucción de lo viviente, los intereses de la herencia adquirida de la industria científica, de miles de años de pensamiento autoritario y antropocéntrico. Algo que va mas allá de un problema sanitario, implicando los aspectos fundamentales de una civilización tecnológica que se nutre del tiempo y de la vida de millones de individuos humanos y no, que tamiza y subdivide a lxs seres vivientes en razas, en especies, en categorías incrustadas en una escala jerárquica ordenando en base de sus necesidades”

Extracto del “Manifiesto Della coalizione contro ogni nocivita”. En “Nanotecnalogie: la pietra filosófale del dominio”

Revista II silvestre 2011

Por las razones ya nombradas (y muchas otras que no nos da el tiempo de nombrar) es que hemos decidido poner esta bomba de humo con un fin mas simbólico que destructivo, para que esta pestilencia les recuerde y les impregne en sus conciencias que la escuela también es una institución podrida como lo es un banco o una comisaría y por tanto también forma parte de la gran maquinaria de este sistema y debe ser atacada. Con este ataque pretendemos también romper con el discurso generalizado de los estudiantes que buscan reformar lo irreformable y con eso solo contribuir a la perpetuación del sistema, como ya lo dijo alguna vez Theodore John Kaczynski este es el “truco más ingenioso del sistema”. Con todo esto no queremos decir que estudiar sea malo, si alguien quiere estudiar, que estudie, siempre ha habido gente interesada en el saber, además de que en estos momentos el conocer nos puede brindad las armas cognitivas para romper con la ideología imperante que se nos intenta inculcar hasta por las orejas. Esto es mas bien una critica a la escuela como imposición y como herramienta al servicio del sistema, quisiéramos recalcar imposición para todos aquellos que dirán “si no les gusta el colegio porque no se van” si la wea fuera asi como ustedes la plantean (como una mera libertad de consumo), seria fácil, hace rato nos habríamos virado de acá, pero sucede que el capitalismo actúa como una imposición que abarca todas nuestras vidas. ¿Qué pasaría si nos fuéramos de la escuela? Tendríamos que ser mano de obra barata sin estudios, trabajando de sol a sol sin tener ni tiempo de conocer a nuestras familias, o ¿Qué pasaría si nos quisiéramos ir a vivir al bosque para vivir la vieja fantasía hippie? Solo bastaría que estuviésemos en un lugar de importancia para el capitalismo para que nos sacara a punta de escopeta, como les pasa hoy a los mapuches, es por esto que apuntamos a la no convivencia pacifica con el sistema, a ser en todas partes la piedra en su engranaje que no los deja avanzar y probablemente los destruya.

Tenemos el conocimiento que colegios como este, si bien son solo un engranaje, también son de ayuda para que algunas personas alcancen una vida un poco mas digna, es por esto que en esta ocasión consideramos mas útil un acto de sabotaje que de destrucción, aunque si alguien quisiera destruir esto, preferimos eso a quienes pretenden hacer de estos lugares un altar.

Partiendo desde la acción también quisiéramos hablar un poco sobre nuestra visión del carrete, para nosotros el sistema te ofrece dos opciones: o eri un loco mateo y estudioso, es decir un futuro ayudante del sistema, o si no tienes las capacidades o te de flojera, se te da la opción de enfocar tus energías en el carrete, donde de todos modos terminaras contribuyendo al sistema, para nosotros el llamado es a ponerse serios, a prepararse y a atacar, por eso es que rechazamos la falsa pose del inadaptado carretero como una actitud rebelde o antisistemica.

Sabemos que a pesar de todo lo que representa la escuela, existen profes que en contra de todas las limitaciones que les pone el sistema, intentan hacer del colegio algo mas llevable intentando no resignarse sumisamente a su rol de profesor, para ellos nuestros mas sinceros respetos. Pero también para todos aquellos inspectores, profesores y directores que se sienten la autoridad suprema, humillándonos y colocándonos notas y anotaciones como si fuera cualquier cosa cuando en realidad juegan con nuestro futuro, actuando de igual manera que jueces y fiscales. Les recordamos que a pesar de nuestra corta edad sabemos reconocer a quien nos hace daño y sabremos aplicar nuestra justicia, no vaya a ser que la próxima bomba este en sus autos o en sus casas, se los advertimos.

“¿Que si creo en la justicia? No. Lo que tú entiendes por justicia no es más que una contradicción viva (y de las peores): dices que la “justicia” es la que nos mantiene a salvo como sociedad civilizada; pero es esa misma justicia de la que me hablas la causante de todas las guerras… tú sabes, eso del “ojo por ojo por ojo” (…) Lo justo e injusto, lo bueno y lo malo, depende de casa ser. Mi modo de resolver los problemas es una confrontación cara a cara-hasta la muerte, si fuese necesario, con mis enemigxs. De todas maneras, siempre seré yo quien resuelva mis problemas, es lo que me compete como individualidad autónoma. Jamás utilizaré a unos matones a sueldo para que resuelvan mis problemas. Este sistema mercenario es de los carceleros y no mio. Llámalos como quieras: carceleros, soldados o policías; lo de esbirros no se los quita nadie”

Unx de la entropía

A vísperas de un nuevo 11 de septiembre quisiéramos recordar a todos los caídos en la acción directa, y recordar que en este colegio y en tantos otros hubo quienes lucharon/an cara con el enemigo dejando el miedo de lado. Que a pesar de todas las falsas opciones para rebelarse que se nos presentan ( pero que no son mas que cauces para controlar la rebeldía), siempre ha existido otra opción; la de atacar, la de no esperar un posible momento que nunca llegara si no lo construimos, la de tomar la vida en nuestras manos y plantearla como un desafió al poder, esta opción que muchos llevan y han llevado y que el poder se ha empeñado en camuflar; esta opción que aun existe y hay quienes la seguimos tomando y para tomarla no hace falta pertenecer a un colectivo o un partido, solo hace falta tener las ganas, perder el miedo y pasar a la ofensiva.

Por todo esto es que saludamos a quienes han tomado esta opción, nuestros más sinceros cariños y abrazos para todos ustedes. Esto también va para aquellos que hoy sufren o sufrieron las consecuencias por esto, para ustedes: estén tranquilos, nos hemos nutrido de sus experiencias y coraje, seremos la juventud que acabe con esta mierda.

¡Libertad para todos los presos del mundo ya sea encerrados tras las rejas o fuera de ella!

¡Fuerza a los mapuches en su lucha contra el capitalismo!
¡A multiplicar los núcleos de acción!
¡Viva el internacionalismo de la FAI-FRI!

“Pienso que así, un rebelde se convierte en un guerrero, cuando es capaz de volver a levantarse por más fuerte que haya sido la caída, cuando es capaz de enfrentar la realidad aunque tenga todas las de perder, un guerrero no necesariamente tiene que saber confeccionar una bomba o manipularla, tampoco tiene porque saber técnicas de camuflaje o cómo dispararle a la policía, esas son cosas que se aprenden por añadidura. Lxs guerrerxs son peligrosxs por sus ideas y principios, porque van hasta las últimas consecuencias, siempre firmes, inquebrantables, porque no se traicionan a si mismxs, ni a sus compañerxs, porque siempre están atentxs, porque no se dejan llevar por un rumor o por un chisme, porque si tienen problemas los enfrentan, porque si tienen pena, lloran, y si tienen alegría, se ríen, porque si tiene rabia, explota, porque sabe transitar por una vida plena, pero no por eso tranquila. Esos son los verdaderxs guerrerxs”

Luciano Pitronello – Ex preso insurreccionalista.

PD: nos gustaría mucho discutir cara a cara muchos temas que quedan pendientes porque sabemos que un escrito como este no puede abarcar todo lo que quisiéramos decir, por esto hacemos el llamado a que este texto no se quede solo en la lectura y que saquen ustedes sus propias conclusiones.

No nos pidas que te demos todas las respuestas solo podemos decir algunos fragmentos de lo que no somos y no queremos.

“Insurrección es también valorar el propio cuestionar”.

Grupo “ Niñxs mutilados por la educación” afines a la FAI-FRI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.