Chile: Sexto día de juicio contra el Tortuga (27 de julio)

PRIMER DÍA
SEGUNDO DÍA
TERCER DÍA
QUINTO DÍA

El perito de la DIPOLCAR, Cristián Pérez Mancilla, realizó el análisis de videos de cámaras de seguridad:

  1. Cámara de seguridad calle carmen 77. Muestra imágenes 20 minutos antes del atentado: una moto se detiene con dos ocupantes. Sitúa a Luciano y a su acompañante por las características de las vestimentas, los cascos y la moto.
  2. Cámara de seguridad de Vic. Mackenna a la altura de Irarrázaval. A las 02.22, es una cámara denominada “domo” que tiene movimiento automático y muestra la moto detenida en toda la esquina, aún cuando el semáforo les da verde. El perito presume que estarían reconociendo el movimiento de tránsito y peatones por el lugar.
  3. Cámara de seguridad de MEGA (Ubicado por la misma altura del banco al frente). En esta cámara la fiscalía hace presente que el registro de la hora está malo. Apunta por Vic. Mackenna al norte, (en diagonal a la posición del banco para que se entienda). Muestra que la moto baja en dirección al sur por Vic. Mackenna, luego muestra el destello de la detonación, que dura una fracción de segundo y cómo los autos empiezan a detener su marcha, algunos incluso dan la vuelta.
  4. 4) Cámara de seguridad de MEGA. Apunta por Vic. Mackenna al Sur, imagen tapada casi por completo por árboles de lugar. Muestra que la moto se detiene, el destello de la detonación y que la moto enciende y avanza hacia el sur (imágenes más difíciles de ver, los jueces piden repetición).
  5. Cámara del banco Santander. Video con el que ya se hizo un festín morboso la prensa burguesa, pero con un poco más de extensión. Muestra que la moto pasa de norte a sur por Vic. Mackenna, muestra a una persona acercándose pegado a la pared al lugar, luego la explosión con todos los daños de Luciano, los autos que se detienen, el taxista que lo auxilia, cómo empieza a juntarse la gente, la llegada de carabineros (uno de ellos se acerca sin ningún tipo de medida a la entrada del banco), en este video el perito destaca también el paso de un hombre con un carro por la vereda cuya actitud hace presumir que de pura coincidencia pasaba por el lugar, sin notar mucho lo que pasa, por lo que se explaya en presunciones que dicen relación con que esa persona hubiese pasado justo cuando el artefacto hubiese explotado (si la colocación hubiese sido exitosa), se muestra también la llegada de la ambulancia, el GOPE acordonando el lugar y cuando la gente se comienza a dispersar.
  6. Cámara de seguridad de Lira con Marcoleta. Se muestra la moto abandonada en una plaza y cómo el supuesto acompañante se retira del lugar (imagen muy rápida, no se aprecian detalles). En este punto se discutió que se mostrara la imagen del acompañante, puesto que en la audiencia de preparación se señaló que tal video sólo se mostraría hasta el abandono de la motocicleta, y no tenía por qué incluir las imágenes posteriores a eso. El tribunal rechazó la objeción de la defensa y permitió que se mostrara el instante posterior en que se ve al acompañante una vez que ya hizo abandono de la motocicleta.

Análisis de contra información. El objetivo aquí fue que analizara las “vinculaciones previas del imputado con miembros y corrientes ideológicas de carácter anarquistas”.

Este perito centró todo su análisis en señalar que los antecedentes apuntaban a que Luciano sería el acompañante que estaba con Mauricio Morales cuando él murió por explotarle el artefacto. En este sentido dijo que Luciano se reconocía como un anarquista insurreccional, se iba a referir a la carta que Luciano habría escrito, y en este punto la defensa objetó porque expresamente quedó excluida como prueba en el juicio y por tanto no se podía referir a ella. El análisis del Tribunal al respecto fue bueno: señaló que hablar de la carta vulnera su derecho a guardar silencio (puesto que Luciano señaló que no iba a declarar); que la carta fue excluida de forma expresa por el tribunal de garantía y no se excluyó sólo materialmente sino que sobretodo su contenido (sino no tendría sentido pues cualquier perito o testigo podría aprendérsela de memoria y leerla burlando la medida, lo que no tiene lógica); y finalmente la jueza estuvo por rechazar la referencia a la carta porque se trata de hechos posteriores al hecho investigado que por lo tanto no le compete al tribunal conocerlos.

Tras el rechazo de la carta, el perito recondujo su declaración a señalar cuáles eran las etapas de comisión de estos delitos de “atentados explosivos terroristas” reconociendo un mismo modus operandis en todos ellos:

  1. Planificación para realizar el atentado: Elección del lugar (características del entorno: poca luminosidad, análisis de las cámaras que hay, flujo de tránsito y peatones…); propender a la difusión, en este caso elegir un lugar ubicado al frente de una oficina del MEGA; elección del tipo de artefacto a utilizar: dimensiones, sustancias, modo de activación (temporizador, mecha); partícipes: en este punto destaca que la participación del acompañante radica en la vigilancia, que existe un acuerdo previo entre ambos de que si algo falla, el otro huye, etc: haciendo presente que es algo que se repitió tanto para el caso de Mauricio Morales como para este caso; elección de la movilización, que en este caso fue la moto.
  2. Instalación, día de ejecución: El perito acá vuelve a su afán de vincular a Luciano con Mauricio Morales, entre otras cosas señalando que el atentado se produjo casi una semana después de cumplirse 2 años desde la muerte de Mauricio Morales, que según la declaración de la ex compañera de Luciano, ambos habrían asistido a una actividad en la “okupa” Cueto con Andes, en conmemoración a la muerte de Mauricio Morales, lo que se reafirma con informes policiales de la PDI en que existe registro fotográfico de aquello.

Termina por analizar las reivindicaciones que se realizan en las páginas de Internet de estos “atentados”, señalando que al comienzo incluso se enviaban a canales de comunicación oficiales, lo que se dejó de hacer cuando se supo de las tácticas de investigación de las policías, que lograba llegar a las direcciones IP de los computadores utilizados, aunque siempre terminaban siendo de un cibercafé. Se refirió a páginas como “Liberación total” “Hommodolars”, páginas anarquistas internacionales, que utilizan servidores de correos electrónicos que no son comunes, en donde hay resguardo de la información y difunden estas reivindicaciones, “endiosando” a quiénes las ejecutan…en conclusión, la misma teoría de anarquistas=terroristas, aún cuando reconoce que para este atentado no hubo una reivindicación, pero concluyendo que eso sólo ocurrió porque fue un ataque fallido.

Para la próxima semana, se espera que el día lunes termine la prueba de la fiscalía y de los querellantes (ministerio del interior, banco Santander), para comenzar el día martes con la prueba de la defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.