San Francisco: Enfrentamientos con la policía mientras un hotel abandonado es ocupado; la alcalde de Oakland fue abordada en el distrito capital

Traducimos y difundimos

desde la prensa:

SAN FRANCISCO – Cuatro personas fueron arrestadas la noche del viernes cuando la policía y los manifestantes de la ocupación se enfrentaron en un largo y cerrado hotel, dejando a algunos policías heridos, dijeron las autoridades.

La violencia estalló después de las 10 pm cuando la policía enfrentó a cientos de activistas en el Hotel Cerro Catedral, sobre la avenida Van Ness, cerca de la calle Geary.

Algunos manifestantes que ocupaban el hotel lanzaron objetos contra la policía antidisturbios durante los enfrentamientos, hiriendo a tres agentes, dijeron las autoridades. Los manifestantes accionaron la alarma de incendio dentro del edificio en un punto, provocando a la policía para que escolte a los bomberos en el edificio. Tres manifestantes en el hotel fueron arrestados por entrar sin autorización.

“Temprano esta mañana, la seguridad privada llegó al lugar y tomó el control del hotel”, escribió el oficial Carlos Manfredi en un e-mail. “La seguridad aconsejó que si los restantes manifestantes planteaban un problema, se llame a la policía y lo vamos a manejar en consecuencia.”

Mientras tanto, la alcalde de Oakland Jean Quan siguió señalando la ira de los manifestantes ocupas incluso durante su viaje a Washington, DC, donde asiste a la Conferencia de Alcaldes de EE.UU.

El jueves, un grupo de manifestantes coreando Ocupar DC rodearon el auto de Quan y no permitieron que se mueva.

Quan se cubrió la cara con un trozo de papel mientras los manifestantes golpeaban las ventanas del auto. Uno de los manifestantes fue arrestado en un enfrentamiento con la policía, quien acudió en ayuda de la alcaldía.

ACTUALIZACIÓN:  breve comunicado de anews:

20 de enero – Los cabrones de San Francisco son increíbles. Su representante Lamborghini/Bentley, estacionado a una cuadra de una de las mayores concentraciones de pobreza y desesperación en la costa oeste, demuestra claramente su desprecio por nosotros. Por supuesto que rompimos sus ventanas de mierda, al igual que destruimos la propiedad de Wells Fargo y Banco de América: desafiar su arrogancia es enseñarles a temer.

A todos los que bloquearon los bancos por la mañana, a los ocupantes de edificios, a los rebeldes que lanzaron ladrillos a la policía cuando intentamos romper su línea, todos comprendemos la fuerza que pronto estrangulará el orden social que nos ahoga, enterrándolo de una vez por todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.