Grecia: Declaración de anarquistas Fivos Harisis y Argyris Dalios en las tribunales

Fuerza a los luchadores anarquistas impenitentes: Harisis, Politis, Bourzoukos, Ntalios, Romanos, Michailidis juzgados por el doble atraco en Velventos-Kozani

Fuerza a los luchadores anarquistas impenitentes: Harisis, Politis, Bourzoukos, Ntalios, Romanos, Michailidis juzgados por el doble atraco en Velventos-Kozani

El 29 de Noviembre de 2013 comenzó el juicio por el caso de doble atraco en Velvedo. Durante aquella primera audiencia los compañeros acusados leyeron sus declaraciones (la de Nikos Romanos y Giannis Mihailidis está aquí  y la de Andreas-Dimitris Bourzoukos aquí) y el texto siguiente constituye la declaración firmada conjuntamente por Fivos Harisis y Argyris Dalios (en griego acá).Estamos pues en esta sala del tribunal.
Rodeados de cerdos de la policía, frente a los que juzgan nuestras vidas.
Aprisionados por las leyes de su sistema.
El regateo de números sobre nuestra libertad herida.
Y unas palabras bien engrasadas para destacar de la mejor posible manera
EL CONFLICTO QUE HAY ENTRE NUESTROS MUNDOS.“Toda palabra que escribes es cómplice del contenido semántico de tu texto. No hay palabras libres” (T. Sinopoulos)(1)

Mejor que sea así. Las palabras son cómplices de las bocas que las pronuncian. Llevan consigo nuestras opiniones, ocultan significados, declaran nuestras intenciones. Son estas palabras que nos quedaron para reflejar a nuestra rabia y desbloquear las puertas de nuestras celdas. Por un lado ya inválidas porque desde más que medio año faltaron a la cita que tenían con la caza de la libertad en la calle, pero por otro lado siendo decididas para enfrentar cara a cara vuestros discursos enemigos, enfrentar las chácharas del encierro y los gritos serviles del mundo carcelario.

Comencemos. Ustedes suelen hablar de “inocentes” y “culpables”. Y no sólo hablar: están clasificando la gente como “para dentro” o “para fuera” según su “inocencia” o “culpa”. Ustedes invocan términos como “justicia” e “injusticia” u otros como “legalidad” y “ilegalidad”.

No vamos a tratar de convenceros abriendo un diálogo. Hablamos idiomas diferentes, hacemos diferentes elecciones. Su hipocresía es desbordante, su cobardía evidente. Y la venganza que os va a estrangular era, es y será cargada con toda la rabia del mundo, con la rabia de todas estas personas que ustedes una vez, –en salas como ésta aquí –, han exiliado al “país de nunca jamás”, allí donde ustedes mismos no podrían vivir ni en sus peores pesadillas.No se molesten de siquiera intentarlo. En las líneas de sus libros constitucionales, sus legislaciones y parágrafos que tienen delante suyo no caben nuestros sueños, nuestros deseos ni nuestros sentimientos armados.No vamos a discutir aquí sobre nuestras ideas “inocentes” y ideologías “puras” . Las ideas e ideologías duermen allí donde pertenecen, en los cuentos de hadas. Y ese cuento de hadas de vuestro mundo gotea sangre, eleva muros y rejas, se interrumpe para dar plazo a las torturas y es hipócrita de sobra. El cuento de hadas de vuestro mundo detrás de sus imágenes llamativas y palabras ornamentadas esconde nada más que la MUERTE misma.

Cualquier movimiento que se desliza de la pinza sagrada de vuestras leyes se convierte en objeto de caza, tiene que ser localizado y castigado. Para confirmar la esencia de la omnipotencia de vuestro sistema. Para disuadir a cualquiera quien pueda pensar de hacer algo parecido.

Cualquier movimiento que se desvía del moral, de la normalidad, de los impuestos marcos de la salud o sexualidad, era y será perseguido. La carne de los infieles quemados por la Santa Inquisición huele todavía, incluso si los tiempos están cambiando y vuestro mundo se hace más refinado. A los leprosos hoy en día no se les exilia sino cura, la ciencia médica avanza y los “locos” ya no son un espectáculo público para que les miren los burgueses durante sus paseos de domingo, sino se les “sana” en los psiquiátricos. Los ejemplos son muchos. Algunos de ellos insisten en preservar la brutalidad y la crueldad de los olvidado tiempos de entonces. Y algunos llevan su mejor ropa para engañarnos.Las palabras en torno de la inocencia y la culpa,– no nos engañemos–, no provienen sólo de vuestras bocas cuando termina el juicio tal y cual. Mucho antes aún, estos mismos conceptos están dando vueltas en la cabeza de todo ciudadano, estigmatizan a las personas como “peligrosas”, “sacrílegas” o unas que están “fuera de la sociedad “. Las sentencias y los tribunales son un fenómeno de cada día, suceden en todas partes.
En las noticias donde los periodistas no tienen nada que envidiar de vuestras poderes y en las redadas y limpiezas policiales en los guetos de pobreza.
Castigos graves a los inmigrantes y trabajadores por los jefes desde Manolada hasta calle Geraniou (2), condenas a muerte de tantas personas en las fronteras, en el mar o dentro de los calabozos de comisarías.
En los sueños rotos, en la marginación violenta, en las humillaciones pequeñas y grandes, en las actitudes fascistas muy difundidas y en los pogroms democráticos. En el dedo que siempre señala a cada uno y una que es diferente…La sombra del juez se esconde detrás de los comportamientos que se generan tan cerca de nosotros y los banquillos de acusados están llenos. Las caras de inmigrantes fatigados y atormentados, los rebeldes de cárceles infernales como Amygdaleza(3). Las prostitutas violadas por la televisión. Los pequeños delincuentes que ustedes están enterrando debajo del cimiento. Los drogadictos a quienes ofrecen condenas de prisión aniquiladoras como una especie de terapia. Todo un mundo paria para condenarle a las prisiones, a los hospitales psiquiátricos, a los centros de “acogida”, condenarles a desprecio y desdén de toda mente que respeta la ley. Todo un mundo en el medio llamado “el margen”, mientras que a su alrededor se montó un baile paranoico de vuestra historia sangrienta .Nos preguntamos,¿dónde están esos “inocente” vuestros? Sí, vuestros propios ciudadanos inocentes , dignos de tener un lugar en los engranajes aceitados de la máquina. ¿Quizás hay que buscarles entre los sumisos honestos que trabajan mucho sometidos a una rutina carnívora? ¿Entre aquellos chivatos que a cambio de un trato favorable venden su propia dignidad? ¿En las identidades y papeles sociales que días tras día nos regala el teatro de títeres del absurdo que es una sociedad como esta?

Ponemos al revés los monólogos internos de cada una y uno y sinceramente nos preocupamos por las condenas tan pequeñas con que uno sale por su apatía inocente.
La inocencia apesta a indiferencia, egotismo, sumisión, pensamiento crítico castrado y silencio. Lo que propone es una vida dentro de los límites que ustedes pusieron, una vida definida por contratos, prohibiciones y opciones predeterminadas.***Vivimos en un mundo donde el Poder y sus tentáculos penetraron en la vida cotidiana de todos nosotros, en todos los rincones donde brota la existencia humana.

Las estructuras fijas como la policía, los políticos, la gentuza como los financieros o tecnócratas científicos, constituyen la personificación directa del enemigo. De un enemigo con nombres y direcciones. Es el poder acumulado por unas personas bien concretas que tienen responsabilidades muy claras y posiciones contra-revolucionarias bien definidas. Un complejo de antropoides que desde sus respectivos puestos de turno administra, controla, subyuga, asesina y experimenta.

Es cierto que este grupo de individuos hizo sus propias opciones de vida y de trabajo, algo que les pone al otro lado de esta imaginaria línea divisoria que grabamos. Hay que apuntarles sin diálogo ni crítica. Ataque.
A ese conjunto pertenece también su propia casta asquerosa.
¿Qué más razones para aplastar a los maderos que siembran la violencia en los barrios, en las manis y que armados defienden a la santa legalidad?
¿Qué razón adicional tenemos que buscar para atacar a los fascistas o los jefes políticos de ese sistema podrido?
¿Por qué justificar nuestras incursiones y asaltos a los bancos que guardan en sus cajas fuertes el tiempo que nos fue robado?A pesar de todo esto, el objetivo para que debemos encontrar los medios adecuados para atacarlo no es sólo el núcleo del poder central. Hablemos sobre el poder como una relación social difundida entre las personas. Sobre aquellas redes de poder invisibles que hay en la explotación, en la hipocresía y en la imposición de quien es más fuerte. Relación consumista y relación de intercambio. La relación entre la alienación y el espectáculo.
Las relaciones sociales y los poderes que estas engendran se parecen al juego ruso llamado “matrioska”. El famoso juego en que desde una muñeca de madera salen otras idénticas aunque cada vez más pequeñas. Y aunque las muñecas pueden variar en tamaño, son idénticas en su
características, color y forma . Siempre con el mismo sueño de avanzar y la misma sonrisa pérfida. Esta metáfora la utilizamos para demostrar la reproducción de las relaciones de poder desde lo alto del poder estatal centralizado a los innumerables campos de la vida social.Hemos pasado por los calabozos escolares del aburrimiento , del tedio de pupitres y de las horas perdidas entre cuatro paredes. Pasamos por las universidades con sus estudiantes y su papel combativo, el de la supuesta “juventud rebelde”. ¡Qué ironía !
Hemos experimentado el aburrimiento de aislamientos engendrados por el mundo moderno. En pisos-cárceles, en calles sofocantes y bares repletos de gente. En familias, en relaciones entre amigos y en relaciones amorosas. Allí donde la repetición violenta la viveza de la existencia, donde los números violentan lo desconocido y lo casual y donde la economía encadena las vivencias. Hemos escuchado atentamente a los sueños inquietos dentro de la metrópolis, hemos visto los ojos vacíos, hemos oído los órdenes de los jefes y vimos las galeras de esclavitud asalariada. Todas los “hay que” de la vida moderna.Nuestro mundo tiene una gran habilidad. Es capaz de arrastrar las voces que reaccionan, las protestas y los dilemas que el mismo engendra a sus propios ritmos, a sus velocidades vertiginosas. De sepultar sus propias contradicciones. Torrente impetuoso de la sobrecarga de información, de la evolución tecnológica y de la anestesia .Acabando. Estamos en el bando que lucha contra el Poder .
En la orilla de la diversidad.
Entre enemigos jurados de la normalidad.
Al lado de los perseguidos, los oprimidos y los marginados .
Como parte del mundo de Ilegalidad que no regatea su Dignidad y rabiosamente busca la libertad.

ALLÍ DONDE OSAMOS A ATACAR Y PERDERLO TODO.

***

Y ahora al terminar este “manifiesto” o como lo quieren llamar, nos gustaría dedicar algunas reflexiones a nuestros hermanos que tanto amamos y tanto nos hacen falta, con quienes tantos momentos nos hemos robado juntos y otros tanto viviremos de nuevo cuando nos encontraremos:

Es desconocido dónde pisamos. Bueno, mira. Mis ojos esconden una enorme pasión por la vida, mis manos están armados .
Ellos me han armado. Me enseñaron que es el odio, que es el miedo, cómo atacar .
¿Sabes una cosa? Puede ser que ahora la soledad es tu amigo y la tristeza amiga mía. Sin embargo al mismo tiempo los molinos giran movidos por nuestros sueños.
Aquí los muros de la prisión su vuelven más altas cada día, hacen un círculo helado a mi alrededor y me ahogan. Los faros violentan la oscuridad de la noche en cuya compañía hicimos gamberradas…
Además se trata de un libro de nuestra vida. Paseos arriesgados, ánimos agresivos, gente que amamos.

En todas partes las alarmas. Ruidos secos – disparos – gritos. Manchas de sangre dejan sus propias huellas eternas .
Y tu aliento de fuego me perforó el pecho.
Ah, ¿te recuerdas aquellos fusibles que bailaban como locos? ¿El fotograma siguiente? Corriendo para escapar de las coches-patrulla.
Mi vida todo un caos. Una serie de recuerdos y continuos motivos desobedientes.
Por allí y por allá. Fugitivos de compromisos sociales, ilegales según las normas que enferman a nuestras vidas .

¿Acaso pensaste alguna vez en dejarlo?
¿Dejar mi mano y volverte atrás?

Una sonrisa incómoda puede que se nos escape, una lágrima puede hacer un poco más de paciencia .
Terminando, en cada caso te voy a susurrar que no hay nada irrealizable y no hay nada que se quede sin respuesta.

Por lo tanto hay que salir corriendo de esas agujereadas y repetidas interacciones diarias.
Por el momento vamos a renovar nuestra cita allí, en nuestras estrellas, las especiales, las inexpugnables…

Y RECUERDÁTE PARA SIEMPRE: Allí donde, una mañana de Abril, nos robaron nuestra libertad, me recuerdo como saliste con tu cabeza agachada. Y allí donde el tiempo de tu huida cuenta al revés estoy yo también, estamos nosotros también. Estando a la mira del pasado y ansiosos del Cambio.

HASTA LA LIBERTAD
TODO POR TODO

Fivos Harisis
Argyris Dalios

Notas de traducción:
  1. Takis Sinopoulos (1917-1981) era un poeta y escritor griego. Su poesía era bastante lírica y pesimista.
  2. Manolada es un pueblo en península de Peloponeso, símbolo de la explotación de trabajadores inmigrantes en regiones rurales de Grecia. Calle Geraniou es una de las calles de centro de Atenas consideradas como “gueto peligroso de inmigrantes”.
  3. Una de las cárceles para inmigrantes, en estado español llamadas CIE (Centros de Internamiento para Extranjeros). El verano pasado en Amygdaleza se produjo un gran motín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.