Grecia: Quiero a lxs compañerxs, no a la masa

El 30 de octubre, en Italia, nuestros dos hermanos Alfredo Cospito y Nicola Gai irán a juicio, acusados por los disparos a Roberto Adinolfi, administrador delegado de la empresa Ansaldo Nucleare. El ataque fue reivindicado por el Núcleo Olga FAI/FRI.

Conozco a personas… personas calladas y parlanchinas
cobardes e impertinentes, humildes y arrogantes…
Personas que viven obedientemente como ovejas y otrxs,
que acechan furtivamente como hienas.

Conozco personas que sueñan sin fantasía
y viven sin soñar… personas cuyos ojos
están acostumbrados a mirar abajo y cuyos oídos,
a acatar órdenes “despierta”, “trabaja”
“paga”, “compra”, “cree”, “compórtate”…

Personas de la muchedumbre solitaria, que esperan pacientemente
en la fila de la vida… que esperan el eterno mañana,
los días mejores, el futuro optimista, la respuesta a sus plegarias…

Están esperando creer en cualquier candidato a salvador
y en cualquier estafador del pensamiento que les prometa una mejor vida.

Pero lxs que esperan vivir un mañana mejor,
hoy ya están muertxs.

Conozco personas, pero pocas son mis compañeras.
Muerte Lenta o Insurrección aquí y Ahora…

Estos son los dos caminos que se abren ante nosotrxs.
Elegimos ese en el que lxs fuertes se atreven. El aire está más limpio
y la muchedumbre que se inclina ante sus falsos ídolos
no estropea nuestra estética.

Es agradable mirar desde la Cima del Único
incluso si la muchedumbre desea en secreto que caigas en el abismo
para no avergonzarse de su baja estatura.

Nuestras palabras esculpen como un cuchillo el hoy
y nuestras acciones queman los puentes con el ayer…

Con tenacidad y voluntad, hasta que asesinemos a la autoridad

Por Nicola y Alfredo.
Por lxs Anarquistas de Praxis.

Lxs miembrxs de la Conspiración de Células del Fuego:
Giorgos Nikolopoulos, Michalis Nikolopoulos, Christos Tsakalos, Gerasimos Tsakalos, Olga Ekonomidou, Damiano Bolano, Panagiotis Argirou, Giorgos Polidoros, Theofilos Mavropoulos, Haris Hatzimichelakis

El miembro de la FAI-FRI Andreas Tsavdaridis y el anarconihilista Spyros Mandylas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.