Argentina: Nuestras vidas en manos de esta justicia

policia de la pampaImpunidad judicial – policial en La Pampa, Junio 2013

En los últimos días hemos sido testigos de un juicio en Santa Rosa en el que Oscar Ichoust quedo en libertad luego de asesinar de un balazo en el pecho al pequeño Cristian Azcona de 13 años en noviembre del 2009,  quien  se encontraba arriba del tapial de su casa. También hemos visto la impunidad con que el poder político liberó a Jorge Matzkin, de herir de varios balazos al joven Jonathan Pérez cuando este se encontraba de espaldas y a a una cuadra  de su mansión en el barrio marginal Villa Parque luego de haberle robado unos dólares. El joven pobre fue condenado a 12 años de prisión y apretado por el poder para no prestar declaración,  mientras que el mafioso Matzkin fue dejado sin cargos. Recordemos que Matzkin fue ministro del interior de Duhalde y  ordenó el 26 de junio de 2002 la represión que les costó la vida a los luchadores  sociales Maximiliano Kosteki y Dario Santillán en el puente Pueyrredon.

Si revolvemos en la historia policial de La Pampa en los últimos años no podemos hacer más que revolcarnos de impotencia ya que han pasado 11 años de la muerte de Juan Carlos Canale, asesinado por la policía de Gral, Acha en 2002, sin que se encuentre ni un culpable.  Asimismo  Oscar Berot de 22 años,  quien en  2010 murió quemado mientras era observado por la policía, en la misma dependencia sin encontrar responsables. En 2009 fueron asesinados el joven Juan Carlos Fernández de 17 años a causa de quemaduras en la comisaria cuarta de Gral. Pico,  y  el joven cazador Matías Ramos de 26 años de edad, a quien los uniformados le inventaron un tiroteo que la misma gendarmería desmintió después. Estos casos siguen impunes  lo cual demuestra que el poder de la institución policial es intocable.  En General Pico también se encuentra hoy  detenido Rubén Reynoso, preso político de la justicia injusta, desde hace más de 6 meses. Reynoso fue detenido después que fuera atacada la comisaria cuarta por parte de jóvenes descontentos con el abuso policial. Esta pueblada  se produjo en el marco de las manifestaciones por el femicidio de la niña Sofía Viale ante la inoperante búsqueda policial de la niña (el cuerpo de Sofia Viale fue encontrado a una cuadra de su casa). Se atacó el Palacio de Justicia, la casa del femicida-violador y la comisaria cuarta.  Paradójicamente, fue en esta comisaría donde mataron a “Chami” Fernandez.  Rubén Reynoso fue acusado, después de un allanamiento, de poseer en su domicilio bombas molotov, pero nadie asegura haberlo visto en los hechos de la comisaria ni arrojando dicho material. A Rubén  se le esta aplicando la ley antiterrorista por “Tenencia de materiales explosivos, concurso ideal con encubrimiento”

Por estos y otros en los cuales queda en evidencia el abuso de poder del que hacen uso  estas instituciones es que estamos descontentos y denunciamos públicamente la represión policial-judicial del Estado en la provincia de La Pampa. Son nuestras denuncias, las denuncias de los pobres contra la represión del Estado, las que son dejadas en la nada demostrando la impunidad diaria. Son las muertes, torturas y desapariciones  de personas  pobres las que quedan impunes. Es por esto que  hacemos un llamado a organizarnos, salir a las calles con las herramientas  que creamos más adecuadas para despertar a la población y que esto no siga ocurriendo. Cuantas más personas nos manifestemos públicamente, saliendo a las calles y en los medios, más frenos le pondremos a la impunidad judicial y policial.

Junio 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.