Sobre el encuentro libertario en Bolivia

Nota de VLA: Queremos aclarar que todo lo posteado en vla no representa exactamente la idea de las y los que se dedican a subir las notas recibidas, en este caso queremos ponernos en una critica desde la cual pensamos que un grupo coordinador no puede verse obligado a desarrollar y cubrir todos las problemas del mundo anarquista o de las compas presas, esto es algo que sale desde la solidaridad y no desde “obligación” con la idea, si bien las anarquistas tienen este compromiso como respuesta casi automatica frente a los golpes de la autoridad, no es algo que se le pueda exigir a nadie, ademas para nosotras nos queda claro que este encuentro denominado libertario, es eso “libertario”, una palabra bastante ambigua que se usa por precausión para no espantar a la gente con el termino anarquista o por otros motivos… lo demas se lo dejamos a ustedes.

Cuando el silencio se vuelve el aliado del olvido.

“Recuerda, recuerda, el cinco de noviembre, el complot de la pólvora y la confabulación. No existe motivo para el olvido de la pólvora y la traición”                                                                   V de Vendetta.

“Desde el momento en que apelamos a la legalidad estamos negando el anarquismo. El anarquismo es ilegal o no es anarquismo. Esa es su esencia y su sentido. Su naturaleza.” Gustavo Rodríguez.

                                                                                                                        Los días 7, 8 y 9 de diciembre se realizará, en Cochabamba, un encuentro ´´libertario´´, cuya programación se puede ver aquí.

 Al ojear esta misma, nos parece necesario reaccionar ante dos aspectos de ese encuentro: por un lado,  el silencio con el cual lxs libertarixs que organizan este encuentro, buscan omitir la presencia de la lucha insurreccional en Bolivia y por el otro lado, la mínima atención al tema de la represión y de lxs presxs.

 En Bolivia, los encuentros libertarios, que se han desarrollado ya alrededor de 6 años casi consecutivamente, significan un espacio más que de organización, de debate sobre el anarquismo, la anarquía y la vida libertaria. En tal sentido, omitir de su programa el surgimiento innegable del insurreccionalismo en Bolivia, es taparse los ojos frente a una nueva posición política frente al poder y la autoridad. Esta omisión  refleja una descontextualización absurda de la anarquía al mismo tiempo que actúa tal cual los sistemas de dominación que siempre buscan negar y esconder las historias de rebeldía de acción.

 En su programa también observamos, que el espacio dedicado a los presos, es mínimo. Como si el tema tuviera la misma importancia que hablar de Descolonizar el mestizaje  o del  Anarquismo tolstoyano y redes intelectuales en Bolivia 1918-1922. Su mínima atención al tema de los presos, es una muestra de la escasa o nula importancia que tiene para este encuentro, la lucha anticarcelaria, que refleja su apego al sistema penitenciario explicación que justificaría la presencia en este encuentro, de la abiertamente traidora Virgina Aillon ( para lxs que tienen poca memoria ver su carta aquí.) . Y de lejos, es una muestra de su inexistente solidaridad con los secuestrados por el poder (no existe una sola actividad que genere ingresos, cartas, o alguna expresión de apoyo a los presos bolivianos).

 Queda claro que estxs libertarixs de salón se reúnen a hablar de temas que bien podrían tocarse en cualquier universidad. Queda claro también que entienden la anarquía como un recuerdo de museo e historia, negándose a ver la actualidad de la anarquía de praxis. Por lo tanto, imponen un sesgo en la historia  pues incluso obstaculizan el surgimiento de  las críticas necesarias a esta nueva forma de lucha, y así, impiden el crecimiento de la lucha anti autoritaria en estas tierras y su debate.

Nos parece importante aclarar que lxs organizadores de este encuentro (tanto como todxs lxs participantes anunciadxs) son miembrxs de ¨la academia¨; teóricos del anarquismo, intelectuales de la revolución. En otros términos, personas que actualmente prefieren  leer y escribir sobre la revuelta en lugar de vivirla, que prefieren las charlas de café desde una posición fría y por lo tanto cómoda en lugar de enfrentarse al poder día a día. Olvidando o jubilándose de sus pasados combativos, aunque izquierdistas. Ni más ni menos que unxs lacayxs del gobierno que en su tiempo libre juegan a teorizar la anarquía encerrándose en jaulas mentales e intelectuales.

En fin, personas que no pueden acercarse al sentimiento de dolor y rabia que se debería tener al ver a personas que luchan  encarceladxs en las jaulas del Poder, o a entender que las jaulas son nefastas para quien sea, y para la especie que sea.

Esto, más que molestarnos, nos agrada. Pues por lo menos tenemos la certeza de que si lxs mismxs academicxs, peones del Estado, silencian la represión y el combate anti autoritario, es por miedo a que se propague. Pues de ser así,  ellxs mismxs se verían  obligadxs a cuestionar de verdad al Estado y la Autoridad para la cual trabajan. En otros términos, se verían obligados a ponerse, aunque sea un poquito, en peligro o a arriesgar sus cómodas vidas garantizadas por el trabajo y “prestigio” académicos.

Pero no nos vamos a callar, siempre estaremos aquí para hacer de la memoria un arma de combate.  Para que la  historia del anarquismo en Bolivia no sea eternamente asociada a  la despreciable historia  de la Traición  y a la falta de memoria.

De este modo, vemos imprescindible, buscar las maneras de  matar al silencio. El paso más importante de esto  es la solidaridad con los presos como principio de lucha y de confrontación contra el poder.

En este sentido, saludamos  la iniciativa de lxs compañerxs que están llevando a cabo una actividad solidaria (y paralela al encuentro libertario) por lxs presxs Henry y Krudo que además de recaudar fondos para sus necesidades tocarán,  a través de charlas y debates, el tema de la historia reciente de la lucha boliviana. Aquí se puede ver el programa de la actividad.

Esta iniciativa muestra una preocupación sincera y acorde a la realidad actual de la lucha anarquista en Bolivia. Sin declarase académicos ni insurreccionales, están contribuyendo tanto a la creación de una memoria histórica de la lucha anarquista en Bolivia, como a la continuación de aquella.

¡Con nuestros gritos solidarios, matemos al olvido, con nuestro accionar hagamos historia!

¡Que la solidaridad se propague, que el fuego no se apague!

Salvajes por la Anarquía en Bolivia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.