Bolivia: Carta de Krudo para la semana de agitación:

Empiezo por decir que con toda esta mierda que estoy pasando con mi encierro de muchas maneras estoy totalmente alegre por que sé que mucha gente hace movidas y demás para que se respire la bella

solidaridad (y no lo digo en un sentido cristiano sino en el sentido de lucha por todxs lxs presxs) estoy contento de saber que ese lazo tan grande al que orgullosamente llamamos punk se esta propagando y contagiando tan fuerte el virus que somos, ese virus rabioso, ruidoso y deseoso de venganza.

Así de esta manera doy a conocer mis más oscuros sentimientos de odio hacia aquellos que me pusieron y nos ponen tras las rejas, también para aquellxs que no dudaron en entregarme a las asquerosas manos del poder, a esxs falsxs criticxs de esta realidad incierta, esa sociedad que se aparta de la dignidad y defiende la reforma. Quedando las ganas de destruir ese orden establecido que trata de aniquilarnos.

Somos el fuego negro que se expone entre los grietas del holocausto, de una civilización infestada de cadáveres rutinarios. Así lo siento y hoy sé que no estoy solx, mas muy bien acompañado, DISfrutando de ese apoyo incondicional y de la complicidad que hay del punk a punk.

Estoy al tanto de todas las actividades que se hacen para mandarme la fuerza que en este día a día me hacen falta.
También vi imágenes de los lienzos, rayados, afiches y demás. Ante todo esto estoy totalmente agradecido y más feliz porque todavía tengo a mis compas a mi lado.

Ya decía un compa estamos los punx, no todxs pero lxs que quedamos, demostrando una vez mas que lxs punx infestamos el presente con valentía.

Sabiendo sobre la semana de agitación, envió estas combatientes y sinceras palabras y diciendo que me mantengo firme y en resistencia. También mandando las más calurosas fuerzas para todxs lxs individuxs en solidaridad con lxs presxs y obviamente para todxs lxs presxs que también están resistiendo a las rejas.
Me despido con alegría y demás la rabia que siento aun aquí rescatando el conflicto presente.

Desde la cárcel de Qalauma
Krudo Basura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.