Múltiples Incendios: la antorcha olímpica vuelve a Bristol (GB)

Traducido desde 325

Desde Bristol IMC:

El lunes 31 iluminamos la semana de apertura de los Juegos Olímpicos con un ataque contra dos vehículos (y a todos los equipos que contenían) pertenecientes a British Telecom (BT), un “socio oficial de los Juegos Olímpicos”. Se trata de una pequeña respuesta contra la aumentada represión en Londres.

Luego esta semana saboteamos una antena en Longwell Green, propiedad de la empresa matriz de British Telecom, la O2, red de telefonía móvil. Hemos quemado la antena poniendo fuego en los cables en la parte inferior.

Mientras que los miles de personas que pueden permitirse el lujo de engrosar la economía son bienvenidos por el Estado para los Juegos Olímpicos, O2 gana beneficios por la explotación de un público literalmente cautivo de migrantes “ilegales” que se ven obligados a utilizar los teléfonos de O2 con un precio descabellado dentro del proyecto piloto  del “Centro de Traslado de Inmigrantes” (prisión) de Yarl Wood, que Serco está a cargo . Las autoridades pueden monitorear las llamadas con facilidad, y es más fácil de cerrar la red en caso de un disturbio o como castigo por infracciones. En este momento hay huelgas de hambre masivas en Alemania y Reino Unido (en Morton Hall una antigua prisión abierta, ahora específicamente designada para “extranjeros”), estas huelgas de hambre son una expresión contra la detención, el control y el aislamiento.

Mientras la empresa O2 saca sus beneficios de sus tratos con la prisión, también está ampliando la invasión de su mercado al tejido de nuestra vida social. “Giff Gaff” es una red de telefonía móvil propiedad de O2 y una idea nueva de la estrategia principal para la empresa. Su modelo de funcionamiento anima a los consumidores (o “miembros) a participar en los aspectos de funcionamiento del servicio, tales como atención al cliente, marketing y ventas, a cambio de incentivos escasos y constituye la ” línea horizontal ” de la imagen de su negocio. Bajo este modelo  tus amigos se convierten en objetivos de marketing y tus relaciones se degradan en su valor como mercancía, con lo que nos acercamos todavía más a un mundo donde cada interacción humana consiste en  “comprar y vender”.

O2 también suministra los sistemas de radio y teléfono para la policía del Reino Unido a través de una red de antenas TETRA. G4S también utilizan tarjetas SIM de O2 para gestionar sus sistemas de etiquetado electrónico.

BT suministra las prisiones del Reino Unido (así como también invierte millones en el comercio de armas). Los presos pagan hasta 7 veces la tasa media de las llamadas, pagando por el privilegio de ser espiados. Según la propia empresa BT, “pagar por el nivel de inversión que se da en materia de seguridad”. BT ahora digitaliza los puntos de información en las alas de la prisión, “ayudando al recluso durante su establecimiento”. Incluso hay información sobre oportunidades de empleo y estadísticas de rendimiento.

Detrás de la escena de grandeza olímpica, nuestra experiencia cotidiana es que la vida moderna se convierte cada vez más en una jaula. Gran Bretaña encierra más adultos que cualquier otro país europeo, y ocupa el tercer lugar de jóvenes encarcelados, pero su medalla de oro es en la ampliación de la gestión autoritaria del “interior” al “exterior” con su cultura inducida por la cobardía, la conformidad y la delación. La estructura de desarrollo del control social tiene muchos tentáculos y siempre los está extendiendo a través de la tecnología, la psicología, la vigilancia, la policía y la arquitectura; en pocas palabras, el mecanismo de la cárcel difundido en todo el entorno urbano. Esta sociedad ya es una prisión gigante para todos, pero unos pocos privilegiados y el ciudadano moderno ya están siendo entrenados para ser el prisionero ejemplar.

Sin embargo, algunas células son aún más concretas que otras. Este abril, Carla Verdugo e Iván Silva,  fueron detenidos en Santiago transportando un explosivo la noche anterior audiencia preparatoria del juicio oral de Juan Aliste Vega. Queremos continuar lo que empezaron. Ayer, el juicio para el “Caso Security” contra Juan, Freddy y Marcelo, inició en Chile.

Fuerza a todos los guerreros prisioneros por los disturbios del verano pasado. Solidaridad con todos los que resisten contra la máquina de deportación. Ninguno de estos rehenes ha sido olvidado. La solidaridad es nuestra arma y la podemos usar.

También aprovechamos esta oportunidad para dar la bienvenida a Silvia Guerini  de la ELF Suiza que salió de nuevo a la calle.

Los ataques contra las estructuras de comunicación son una parte necesaria de las varias formas de lucha  hacia el colapso del capitalismo. Ahí donde la sociedad significa la miseria, nosotros optamos por la rebelión. Fuego a las cárceles, las fronteras y el Estado de detención.

Célula Autónoma de Sabotaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.